viernes, 28 de julio de 2017

"Como que lo suelen llamar Dr. José Galat"









A ustedes, bitácora tan acertadamente bautizada Como Vara de Almendro, les asiste la razón de la fe de la Iglesia frente a los cuatro largos años de pontificado de Francisco que oscilan, en palabras del argentino Dr. Antonio Caponnetto (apologeta católico, historiador, profesor, poeta y uno de los principales críticos en lengua española del pontificado bergogliano ), entre la impiedad, la herejía, el disparate y la blasfemia. Entonces, también el colombiano Dr. José Galat (profesor y rector universitario, académico, empresario, apologeta católico ya con 88 años a cuestas)  y todo su equipo de colaboradores, autores e investigadores del espacio Un café con Galat y del canal de televisión Teleamiga tienen igual razón: son fieles a la doctrina de la Iglesia expresada en las Sagradas Escrituras, la Tradición y el Magisterio.Image result for jose galat
 
 
 
Por consiguiente, un paso más: llevan razón también entonces otras bitácoras críticas con este pontificado bergogliano: Infovaticana, Wanderer, Nacionalismo Católico San Juan Bautista, Adelante la Fe, Denzinger-Bergoglio (alojado en la anterior citada), In Exspectatione… Hay más; que me perdonen sus responsables por no citarlas, para no hacer con su sola enumeración poco menos que un artículo.

Con el Dr. José Galat se alinean las Sagradas Escrituras, la Tradición y el Magisterio, frente a una jerarquía que parece estar apostatando de la de católica. ¡Como en el siglo IV, en plena etapa de la crisis arriana en la Iglesia, en que la casi totalidad de los obispos católicos, incluido el Papa y el Emperador, habían abrazado la herejía arriana, y la Iglesia fue salvada por el gran San Atanasio y un puñado de fieles a la fe católica verdadera! La Conferencia Episcopal Colombiana este pasado 25 de julio ha publicado una nota en que pretende hacernos creer que el Dr. José Galat no difunde verdadera doctrina católica en sus programas difundidos a través de Teleamiga y Un café con Galat, y al parecer incluso lo acaban de excomulgar, declarándolo además cismático por no seguir el magisterio de Francisco (al que el Dr. José Galat considera hereje, impostor, farsante y falso Papa), ¡cuando son estos pastores que se quieren en comunión con el papa Bergoglio los que no están enseñando la doctrina católica! E incluso ahora resulta que el P. Fortea, demonólogo de cierto prestigio que no ponderaré, desde Aciprensa (bitácora conocida por su papolatría) acusa al Dr. José Galat de superficial y de intentar desde la soberbia hacer daño a la Iglesia, sobre todo en la persona del papa Francisco.


A ver, P. Fortea, ricura teológica, ¿puedes decirnos a los que al parecer estamos a años luz de tu colosal sapiencia en qué no es católica la crítica del Dr. José Galat (y todo su equipo de colaboradores) al magisterio bergogliano? ¿Nos puedes decir en qué se equivocan el Dr. Antonio Caponnetto, Como Vara de Almendro, Wanderer, Infovaticana, In Exspectatione, Adelante la Fe, Denzinger-Bergoglio, Nacionalismo Católico San Juan Bautista, En Cristo y María y un largo etcétera de bitácoras críticas con el pontificado de Francisco?
 
 
 
Así las cosas, ¿dónde está la fe en esta Iglesia? Los burócratas, hipócritas y apóstatas eclesiásticos de la diócesis de Canarias que tanto desprecio han perpetrado contra algunos militantes católicos que conozco y con cuya amistad me honro, ¿dónde están que no dicen ni pío ante esta tragedia que sufre la Iglesia? Como perros mudos callan, y el que calla suele otorgar, y más en este tiempo de prueba en que hasta las piedras han de hablar... Y los seglares en su mayoría apóstatas que en lo profesional viven de la Iglesia (sanidad, servicios sociales, educación...), ¿dicen esta boca es mía ante lo que está cayendo? ¡Ni pío, puesto que primordialmente lo que les interesa es mantener su negocio, boquita callada, que así no entran moscas!



¿Encontrará fe el Hijo del Hombre a su vuelta a la Tierra? ¿Aún la Gran Apostasía que desolla viva a la Iglesia va a continuar horadando el ya muy deteriorado, desmantelado y demolido tejido eclesial? Los "acobardados y apoltronados" obispos católicos (honrosas excepciones aparte cuyo número solo Dios conoce) ¿van a dar por fin un paso hacia adelante para así ayudar a cambiar el sentido o rumbo al callejón sin salida al que parece haber llegado la Iglesia...? 
 
 
 
28 de julio, 2017. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario